El crecimiento en la implantación de video vigilancia a través de cámaras IP no ha dejado de crecer en los últimos años. La transición al video en red por parte de las compañías está permitiendo a éstas obtener importantes beneficios a nivel de gestión de la seguridad, inteligencia integrada como ahorro de costes.

Sin embargo, son muchas aún las empresas que poseen cámaras analógicas de circuito cerrado de TV (CCTV). En el siguiente post presentamos algunos de los múltiples beneficios de migrar los equipos a soluciones IP.

  1. Alta calidad de imagen. Las cámaras IP ofrecen una calidad de imagen excepcional con resoluciones HDTV y/o megapíxel y zoom ópticos con autoenfoque. Por ello, resultan muy adecuadas para la gestión de la seguridad perimetral o aquellas situaciones en las que la nitidez de la imagen sea fundamental en la identificación de personas u objetos.
  2. Inteligencia integrada: Gestión del Big data. Con las grabaciones obtenemos una gran volumen de imágenes sin embargo resulta altamente útil poder seleccionar y analizar únicamente aquella información que realmente sea de nuestro interés. Por ello, las cámaras de video IP pueden programarse para enviar alertas únicamente cuando se produzcan situaciones de interés (comportamientos sospechosos, etc.). También podemos generar “etiquetas” que permitirán la búsqueda y análisis de videos concretos.
  3. Analítica de video. Las soluciones de video vigilancia IP permiten la integración con soluciones de video analítica, las cuales aportarán una capa extra de inteligencia a nuestras imágenes/grabaciones (conteo de personas, auto tracking, gestión de colas, etc.).
  4. Escalabilidad de la solución. Los sistemas de video IP permiten un crecimiento progresivo en función de las necesidades empresariales, pudiendo incrementar el número de cámaras IP que se desee. A la vez, la ampliación de cámaras no implica un aumento de costes extra a nivel de infraestructura de servidor.
  5. Retorno de la inversión. El uso de una infraestructura de red IP para otras aplicaciones dentro de la empresa, economiza considerablemente el coste de propiedad de la solución dado que permite aprovechar la infraestructura IP ya existente, por lo cual la inversión se centrará en el coste de adquisición de las cámaras.
  6. Fácil integración con otros sistemas. El video IP permite la integración con soluciones de control de acceso y sistemas de intrusión, integración con el punto de venta (POS), procesos de picking, sistemas de gestión para el cumplimiento de calidad.

En Instel, disponemos de una larga trayectoria en la implantación de soluciones de videogiliancia IP para diferentes sectores verticales. Somos uno de los principales partners a nivel nacional del líder mundial en cámaras IP, Axis Communications.
Si está planteando una migración a IP o la implantación /ampliación de cámaras IP no dude en contactar con Instel, valoraremos sus necesidades para ofrecerle las mejores soluciones.